Museos y atracciones de Sevilla

La cultura y el arte ocupan un lugar de honor en la capital andaluza. Existe un importante número de museos en Sevilla, además de centros culturales y atracciones de diversos tipos que hacen las delicias de residentes y visitantes. Además, la ciudad cuenta a lo largo de todo el año, con una muy activa agenda cultural que incluye varias exposiciones de pintura, arte, diseño, fotografía, etc.

Principales Museos de Sevilla

A lo largo de los siglos, Sevilla ha atravesado por infinidad de cambios sociales, políticos, religiosos y culturales, que han dado forma a su rica historia y tradición así como a una variada gama de expresiones artísticas.

Muestra de ello se puede ver en los principales museos sevillanos, que se encuentran entre los más importantes museos de Andalucía.

Museo Arqueológico de Sevilla

El Museo Arqueológico de Sevilla es uno de los museos más importantes de España y es el lugar perfecto para realizar un recorrido histórico a través de los varios siglos de existencia de la provincia.

El museo ocupa el edificio que sirvió como Pabellón de Bellas Artes durante la Exposición Iberoamericana de 1929, dentro del Parque de María Luisa. Aunque su colección inicial se basó en los restos encontrados en la antigua ciudad romana de Itálica (actual Santiponce), en la actualidad incluye piezas arqueológicas que van desde el Paleolítico Inferior hasta la Edad Media.

Un recorrido por sus 27 salas permite al visitante hacer un viaje a través de la historia de Sevilla y de toda Andalucía. Entre las más de 60.000 piezas que alberga el Museo Arqueológico destacan, por ejemplo, las esculturas romanas de los emperadores Adriano y Trajano, la Venus de Itálica (del 117 a.C.), el Tesoro del Carambolo con sus fabulosas piezas de oro y una amplia colección de esculturas, mosaicos y cerámicas, entre otras piezas.

Museo de Bellas Artes de Sevilla

Entre los museos de Sevilla capital más destacados está, sin lugar a dudas, el Museo de Bellas Artes, ubicado en el antiguo Convento de La Merced, en la céntrica Plaza del Museo. Se trata de una de las pinacotecas más importantes de España y es el lugar perfecto para apreciar una muestra del trabajo de importantes pintores sevillanos como Valdés Leal, Murillo y Velázquez.

El Museo de Bellas Artes consta de 14 salas distribuidas en orden cronológico, empezando por una colección de arte medieval español de pintura y escultura. En la  primera planta, en la que fuera la antigua iglesia del convento, se exponen importantes obras del barroco sevillano, entre las que destacan las pinturas de Bartolomé Esteban Murillo. En la segunda planta, la exposición abarca desde el barroco sevillano hasta llegar a la pintura sevillana de la primera mitad del siglo XX.

En su mayoría, las obras expuestas en el museo de Bellas Artes pertenecen a la escuela sevillana y son de carácter religioso, aunque también hay obras de otras escuelas, fundamentalmente españolas.

Entre las joyas que alberga este museo hay también una importante representación de la obra de Francisco de Zurbarán quien, aunque no nació en Sevilla, fue uno de los artistas más destacados de la pintura sevillana del siglo XVII.

Al final del recorrido cronológico por el Museo de Bellas Artes se puede ver una interesante representación de pintura sevillana de los siglos XIX y XX con obras de artistas como Gonzalo Bilbao, José Rico Cejudo e Ignacio Zuloaga, entre otros.

Museo de Artes y Costumbres Populares

También en el parque de María Luisa, en el conocido como el Pabellón Mudéjar y muy cerca del Museo Arqueológico, está el Museo de Artes y Costumbres Populares, otro de los museos imprescindibles de Sevilla.

Como su nombre lo indica, se trata de un museo etnográfico que hace un interesante recorrido por las costumbres y tradiciones del pueblo andaluz, y que constituye una manera excelente de conocer un poco mejor la cultura de Sevilla y los cambios sociales de la provincia a lo largo de los años.

La colección permanente del museo es amplia y muy variada. Entre sus fondos destaca la colección más grande de toda Europa de bordados y encajes con casi 6.000 piezas. Además, en sus salas se puede ver una interesante muestra de vestidos del siglo XIX, trajes populares andaluces, joyería, orfebrería, cerámica, una colección de instrumentos musicales populares e incluso una representación de los objetos utilizados en las labores agrícolas antes de la mecanización.

Vale la pena ver con calma la colección de Carteles de la Feria de Abril y de la Semana Santa de Sevilla, ya que cada uno es una verdadera obra de arte.

Otros museos de Sevilla

Por supuesto, existen muchos más lugares para visitar en Sevilla donde admirar diferentes tipos de expresiones artísticas y culturales, de todas las épocas y de todas las tendencias.

Uno de los lugares más interesantes para los amantes del arte contemporáneo es el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo que tiene su sede en el antiguo Monasterio de la Cartuja. Aunque tiene una exposición permanente, más que un museo es un centro cultural donde a lo largo del año hay una interesante variedad de exposiciones temporales, conferencias, seminarios, talleres, conciertos y ciclos de cine.

Quienes se interesen por la historia, especialmente la historia militar, hay dos museos en Sevilla que deben visitar: el Museo Histórico Militar y el Museo Naval.

El Museo Histórico Militar de Sevilla está situado en el corredor interior de la plaza de España y muestra una completa colección de armas y piezas de artillería de diferentes épocas, maquetas de la ciudad, planos de fortificaciones andaluzas, banderas, uniformes, mobiliario y muchas otras piezas relacionadas con el ejército.

En el Museo Naval también conocido como Museo Marítimo Torre del Oro ubicado, como su nombre lo indica, en el interior de la Torre del Oro, es posible realizar un recorrido por la historia de este edificio que formaba parte de las defensas de la ciudad, y por la historia de la armada española a través de mapas, cartas e instrumentos de navegación. No hay que perderse las vistas de Sevilla desde la terraza panorámica de la torre, que son realmente preciosas.

Otro museo muy interesante y entretenido, ideal para visitar con niños, es el Museo del Carruaje, en el antiguo Convento de los Remedios. En este museo se pueden ver hermosos carruajes tirados por caballos, de diferentes épocas y de uso tanto rural como urbano, con fotografías e información sobre sus usos y las costumbres de la época a la que pertenecieron.

Los niños también disfrutarán de una visita a la Casa de la Ciencia, un museo interactivo donde los más pequeños pueden aprender sobre naturaleza, ciencia, ecología o salud de forma divertida. El museo tiene además un planetario, con interesantes proyecciones sobre la tierra y el universo.

Dos museos que muestran diferentes expresiones de la tradición y la cultura de Sevilla, son el Museo Taurino, ubicado en el interior de la plaza de toros de la Maestranza; y el Centro de Cerámica de Triana, uno de los últimos centros de producción de cerámica de Sevilla capital.

Finalmente, para los que quieran sumergirse en lo más profundo de la música, el cante y el baile tradicional de Sevilla, hay dos lugares de visita obligada: el Museo del Baile Flamenco, y el Centro Cultural Flamenco Casa de la Memoria. Ambos combinan exposiciones, fotografías, conferencias y cursos, con espectáculos nocturnos que muestran lo mejor de este arte tradicional andaluz.

Otras atracciones en Sevilla

Aunque el arte y la cultura ocupan un lugar privilegiado en la capital andaluza, hay otros sitios muy interesantes para visitar en Sevilla y que ofrecen entretenimiento y diversión para toda la familia.

Un lugar que desde su construcción se ha convertido en un icono de la ciudad y que todos quieren conocer gracias a su atractiva y peculiar forma es el Metropol Parasol, conocido familiarmente como “las setas de Sevilla”.

Se trata de la estructura de madera más grande del mundo, con 5 niveles y una curiosa forma que recuerda a la de las setas (de ahí el sobrenombre). En el primer nivel se encuentra el Antiquarium, donde se exponen los restos arqueológicos de edificaciones datadas entre los siglos VI y XII y que fueron encontrados durante los trabajos de construcción. En el segundo nivel hay un mercado y varios bares y restaurantes; el tercero es una plaza elevada para el uso público y el cuarto alberga una zona destinada a eventos. Pero es en el quinto nivel donde está su parte más llamativa, un mirador panorámico que se eleva 28,5 metros sobre la plaza de la Encarnación y desde donde se disfruta de unas hermosas vistas de Sevilla.

Y si de diversión se trata, nada como una visita a Isla Mágica en la isla de la Cartuja. Este parque temático ambientado en el descubrimiento de América, es un lugar fantástico para pasar el día en familia. Montañas rusas, barcos piratas, galeones, piscinas, zonas de juegos infantiles y hasta una playa artificial en pleno centro de Sevilla, harán las delicias de grandes y chicos.

Precisamente, uniendo el centro de Sevilla con la isla de la Cartuja, hay un puente muy hermoso de ver que se ha convertido en otro de los símbolos de la ciudad, el Puente del Alamillo, obra del famoso arquitecto Santiago Calatraba. El puente, que cruza el Guadalquivir, se construyó con la finalidad de dar acceso a la Isla de la Cartuja para la Expo ’92 y desemboca en un bonito parque del mismo nombre.

Y para quienes visitan Sevilla con niños, otra de los lugares imperdibles es al Acuario de Sevilla. Allí los más pequeños pasarán un rato muy entretenido conociendo cientos de especies diferentes de animales y plantas marinas, incluyendo más de una decena de variedades de tiburones. Los más valientes, podrán incluso pasar la noche durmiendo entre tiburones, una de las actividades estrella del Acuario.

 

 

 

 

 

 

×