Qué ver en Sevilla

que ver en Sevilla Torre de la Giralda

Visitar la capital andaluza es una oportunidad única para pasar unos días relajados, disfrutar de su excelente clima y conocer lugares impresionantes que son famosos a nivel mundial y que han tenido mucho protagonismo en la historia de España. Porque definitivamente hay mucho que ver en Sevilla.

Los lugares imprescindibles que visitar en Sevilla

Por supuesto, si es la primera vez que se visita la ciudad, lo ideal es empezar por el centro histórico, especialmente por el barrio de Santa Cruz, donde en pocos metros se encuentran varios de los lugares imprescindibles de Sevilla. La impresionante Catedral con su inusual planta cuadrada, que se visita no sólo por dentro sino también por la parte exterior de sus cubiertas; la increíble torre-campanario bautizada cariñosamente como La Giralda, que conserva intacto su carácter mudéjar y que se ha convertido en seña de identidad de la ciudad; el Real Alcázar de Sevilla que mantiene su condición de residencia real desde el siglo XIII y, el Archivo General de Indias, que guarda toda la historia de lo que fue la relación entre España y sus territorios conquistados en ultramar, están en este barrio.

Se trata, sin lugar a dudas, de los tres monumentos de Sevilla con mayor importancia y como reconocimiento a ello han sido reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.



Pero el barrio de Santa Cruz tiene mucho más que ofrecer. Lo mejor es tomarse tiempo para dar un relajado paseo entre sus encantadoras callecitas estrechas, que siglos atrás acogieron el barrio judío de Sevilla. El aroma de las flores y especialmente de azahares que acompaña el recorrido, convierte el paseo en una verdadera delicia. Además, Santa Cruz es un barrio perfecto para ir de tapas y probar algunas de las delicias de la cocina andaluza.

Tampoco puede faltar en una visita a Sevilla, una de las estampas más famosas de la ciudad, últimamente más gracias a una de las películas de la saga de Star Wars: la Plaza de España, que está enclavada en el corazón del no menos famoso Parque de María Luisa. La enorme plaza, atravesada por un canal de agua que se navega en pequeñas barcas de paseo, es sencillamente preciosa, con sus formas caprichosas y sus azulejos pintados.

Hay que dedicar por lo menos una tarde a pasear tranquilamente por la Plaza de España, el Parque de María Luisa y la Plaza de América, tres enormes áreas verdes conectadas entre sí, que forman el mayor pulmón verde de Sevilla capital.

Para aprender más sobre los orígenes de Andalucía, lo mejor es visitar el Museo Arqueológico, que está dentro del Parque de María Luisa, al igual que el Museo de Artes y Costumbres Populares, que tiene una interesante muestra sobre la cultura y tradición sevillana. Dos importantes museos imprescindibles para entender el carácter y la cultura andaluza.

Testimonios de un pasado esplendoroso

Quien visita Sevilla descubre rápidamente que son muchos los lugares para ver, porque además de los mencionados anteriormente, existen muchos más museos, monumentos históricos, parques y plazas llenas de tradición. Todo ello complementado con una importante oferta gastronómica y de ocio.

Sevilla todavía conserva el esplendor que siglos atrás ganó, cuando se convirtió en el principal puerto comercial de España y el único autorizado para mantener relaciones comerciales con sus nuevos dominios en América y Asia. Hermosas casas palacio como la Casa de Pilatos, el Palacio de las Dueñas o el Palacio de San Telmo, son muestra de esa bonanza.

El relajado paseo que hoy recorre la ribera del río Guadalquivir todavía guarda algunos testimonios de ese antiguo pasado portuario, como la Torre del Oro que cerraba las murallas y hoy alberga el Museo Marítimo, o las antiguas atarazanas, donde se construían y reparaban los barcos.

Lugares que ver en Sevilla llenos de bohemia y tradición

Precisamente del otro lado del río está uno de los barrios con más tradición bohemia de Sevilla, cuna del cante y el baile flamenco: el barrio de Triana. Desde esa orilla se tienen unas vistas preciosas de la zona monumental del casco histórico, pero no sólo por eso vale la pena llegar hasta Triana.

Dedicar por lo menos unas horas a recorrer sus callecitas adoquinadas y a entrar en sus negocios tradicionales de cerámica o comer una deliciosa ración de pescaíto frito  acompañada de un rebujito (fino, Sprite o SevenUp y hielo), son una experiencia que no puede faltar.

Entre los dos brazos del Guadalquivir está otro de los lugares imprescindibles que hay que ver en Sevilla: la isla de la Cartuja. Este enorme enclave, que acogió la Expo de 1992, tiene mucho que ofrecer. Además del antiguo Monasterio de la Cartuja, que hoy acoge el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, está el Parque Científico y Tecnológico de la Cartuja, el Estadio Olímpico, el Parque del Alamillo y el enorme parque temático Isla Mágica.

Por supuesto, tampoco puede faltar un recorrido por los lugares que muestran dos importantes facetas de la identidad cultural de Sevilla: su tradición taurina y su fervor religioso.

La tradición taurina tiene su máximo esplendor en la monumental Plaza de Toros de la Maestranza, una de las principales plazas de España donde cada año se dan cita las principales figuras del toreo, nacionales e internacionales. Los bares y restaurantes de las calles aledañas, mantienen ese mismo ambiente taurino.

Por su parte, la abundancia de iglesias, conventos y capillas dan muestra del gran  fervor religioso existente en Sevilla, un fervor que alcanza su máxima expresión durante las impresionantes procesiones de Semana Santa. Iglesias como la Basílica de la Macarena, la Basílica del Gran Poder o la Capilla del Mayor Dolor, entre muchísimas otras, acogen las imágenes que cada año recorren las calles de Sevilla en procesión.

Qué ver en Sevilla con niños

Hay muchos lugares interesantes que visitar en Sevilla con niños, tanto si se busca hacer una visita educativa como si lo que se quiere es pura diversión.

Entre las visitas educativas que más gustarán a los más pequeños está la subida a lo alto de la Giralda. Fácilmente los niños dejarán volar su imaginación ante la historia del sultán subiendo a caballo por las rampas para llegar a lo más alto de la torre y contemplar la hermosa ciudad que había conquistado.

El Parque de María Luisa y su asombrosa Plaza de España también es una visita que encantará a los niños, que pasarán un tiempo entretenido descubriendo los escudos de las ciudades españolas y las historias que cuentan los coloridos azulejos.

El Museo de Carruajes y el Museo Naval de la Torre del Oro, seguro que les encantará, al igual que la cámara oscura de la Torre de los Perdigones, un lugar como pocos en el mundo que regala unas vistas únicas de la ciudad.

Y si se trata de diversión, dos de los mejores lugares que visitar en Sevilla con niños son Isla Mágica, el increíble parque temático inspirado en el descubrimiento de América, que seguro encantará a grandes y pequeños y, el Acuario donde además de conocer gran cantidad de especies marinas, los niños podrán pasar una noche rodeados de tiburones.

Sitios que visitar en Sevilla gratis

No siempre hay que gastar dinero para tener un buen plan turístico, hay varios sitios que visitar en Sevilla gratis, incluidos algunos de sus monumentos emblemáticos como el Real Alcázar de Sevilla, que ofrece entrada libre todos los lunes una hora antes del cierre.

Las exposiciones en el Archivo General de Indias también están abiertas al público de forma gratuita y son una excelente manera de conocer el interior de este impresionante edificio.

Por supuesto todos los parques y plazas de la ciudad están abiertos al público para disfrutar de ellos sin pagar, al igual que las iglesias, algunas tan emblemáticas como la Basílica de la Macarena.

×